En grave riesgo la cacería en México

2021-10-27 | Armando Vásquez A. | Columna Archivo Confidencial
6336435970_e82257563d_b

LA IMPORTANCIA DE la cacería en Sonora, la podemos visualizar conociendo que las Unidades de Manejo para la Conservación de la Vida Silvestre (UMAS) –mejor conocidas como ranchos cinegéticos--, del 2006 pasó de 170 a mil 634 para el 2015. En tierra utilizable para cacería hablamos de 830 mil a siete millones 400 mil hectáreas en ese lapso. https://bit.ly/2ZCs3hI Es una industria millonaria en dólares, lo cual es un dato muy conocido.

En febrero del 2016, se proyectó un decreto buscando expedir la Ley General de Bienestar Animal. Hubo razonamientos que alegaron que los animales contaban con sentimientos, se amplió la idea de la crueldad que sufren y hasta se acuñó el concepto “Animal héroes” sostenido en que el maltrato animal comprende una gama de comportamientos que causan dolor innecesario, sufrimiento o estrés al animal, que van desde la mera negligencia en los cuidados básicos hasta el asesinato malicioso e intencional.

Se conformó un esquema de evaluación para contemplar el estado de bienestar animal conformado por su relación positiva en relación a su ambiente y con cinco indicadores:

a.- Condición corporal que no ponga en riesgo la vida del animal, b.- Ausencia de patógenos, c.- Ausencia de heridas. En caso de haberlas, deben estar bajo tratamiento, d.- Niveles fisiológicos, y no elevados, de cortisol en heces y sangre o saliva y sangre, de acuerdo a la especie y e.- Ausencia de estereotipias y comportamientos redirigidos, mismos que serán determinados a través de una etograma.

Luego dan a conocer un marco jurídico en nacional e internacional y dejan en claro en la justificación que en veinte estados del país –no se incluyó entonces Sonora--, se ha legislado al respecto y colocado candados y dientes. https://bit.ly/3jFLltx

Dos años después, para diciembre del 2018, en la cámara de diputados retomaron la propuesta y le agregaron, entre otras, más prohibiciones como la deportiva (cacería, pesca, etcétera). https://bit.ly/2ZjS6Kd

El pasado lunes 11 de octubre el senador Ricardo Monreal presentó la iniciativa para expedir la Ley General de Bienestar Animal, https://bit.ly/3Cf8BFY la misma del 2016 y 2018, pero hubo diferentes organizaciones que lo atajaron y obligado por las circunstancias declaró el pasado domingo 17: “no vamos a dictaminar ni aprobar nada, sin antes escucharlos, pero además que tengamos un acuerdo amplio, un consenso amplio entre todos.” https://bit.ly/3ClzSXd

Se metió en un brete pues tuvo que subrayar: “el objetivo es que no se cometan actos de crueldad contra los animales, fundamentalmente en nuestras mascotas, los animales de compañía, y no se trata de afectar ninguna actividad económica ni nada que ponga en riesgo nuestras tradiciones y costumbres”.

Reforzó:

“Soy de origen campesino, mi familia se dedica a la agricultura y a la ganadería; en lo personal, me gusta montar, me gustan los caballos y por eso me urge mucho que todos tengamos una visión distinta sobre la protección animal, pero no vamos a cometer excesos”.

Hasta el cansancio, mediante redes sociales https://bit.ly/2XOp98V repitió una y otra vez que sin consenso general adecuado no habría tal aprobación. Se le puso la boca chueca de tanto repetirlo. Eso es malo pues el mensaje es que no le creen. En las próximas semanas se conocerá el final de esta historia.

En vía de mientras, hace unas horas Ernesto Zazueta, director de la Asociación de Zoológicos, Criaderos y Acuarios de México señaló que la vida de 300 mil animales estaría en riesgo si los zoológicos dejarán de existir en México.

Calificó como “simple y popular” el argumento acerca de que los animales silvestres deben estar libres en sus hábitats naturales; recalcó que el ser humano ha acabado con el 50 por ciento de nuestros ecosistemas y que solo un tres por ciento de la superficie terrestre sigue ecológicamente intacto. Por esta razón, aseguró, México es el país con mayor número de especies animales en peligro de extinción del mundo, con 665 especies amenazadas. https://bit.ly/3BnCl21

Hubo críticas que giraron en torno a que, de aprobarse, ¿quién va a vigilar que se cumpla con dicha ley si los estados cuentan con cinco o seis inspectores --como en SLP-- y que para su cumplimiento las autoridades siempre se apoyan en criadores y propietarios de UMAS? https://bit.ly/2ZlQeka

Quienes defienden la cacería en México se han mostrado tibios, indiferentes, como desdeñando el peligro que corre esta actividad. En España se vive una situación igual –con todo y posible aprobación en noviembre de una ley del mismo nombre: Ley General de Bienestar Animal—y los cazadores organizados ya pegaron de gritos y están en lucha permanente. https://bit.ly/3vPwr8R

El tema tiene mucho que dar. Pero un hecho sensible es que, de aprobarse, habrá que despedirse de la cacería en Sonora pues la posición política de Monreal no le alcanza para cumplir sus propósitos de limitar las afectaciones alternas y no vemos defensores de esta actividad a nivel nacional. Nadie defiende el punto. ¿Les dará vergüenza pues matan animales y no encuentran cómo justificar la caza?

EN FIN, por hoy es todo, mañana le seguimos si Dios quiere.

Armando Vásquez Alegría es periodista con más de 35 años de experiencia en medios escritos y de internet, cuenta licenciatura en Administración de Empresas, Maestría en Competitividad Organizacional y Doctorado en Administración Pública. Es director de Editorial J. Castillo, S.A. de C.V. y de “CEO”, Consultoría Especializada en Organizaciones…

Correo electrónico: archivoconfidencial@hotmail.com

Twitter: @Archivoconfiden

https://www.facebook.com/armando.vazquez.3304