COVES, esperanza de las familias sonorenses

2017-07-15 | Sonora Hoy | Columna
6336435970_e82257563d_b

SSSSSSSS… Donde no cabe lugar a dudas de que las cosas se están haciendo como Dios manda, es por rumbos de la Comisión de Vivienda del Estado de Sonora, lo cual es muy buena noticia para las familias más pobres de la entidad, que en esa dependencia tienen una verdadera oportunidad de mejorar su calidad de vida. Varios botones de muestra dio ayer la Directora de la COVES, Elly Sallard Hernández, a los periodistas de la Mesa Cancún que comanda el empresario Carlos “Kaly” Rodríguez Pérez.

Eso sí, con una impecable institucionalidad, Elly Sallard atribuyó en todo momento los logros alcanzados en acciones de vivienda de alto impacto como es el "Cuarto Rosa", al liderazgo, mano firme y férrea exigencia de la Gobernadora Claudia Pavlovich, lo cual ha arrojado como resultado que se hayan duplicado en tan solo un solo año, las acciones de la COVES en beneficio de familias vulnerables que se realizaron en los seis años del fracaso conocido como “Nuevo Sonora”.

Explicó que en lo que va de este 2017 se han entregado 5 mil “Cuartos Rosa” y que llegarán a 10 mil este año; que cada habitación de esas cuesta 54 mil pesos, de los cuales la familia beneficiada aporta 4 mil, y del resto, el Estado aporta el 25 por ciento, el municipio otro tanto y la Federación el otro 50 por ciento y que en Etchojoa y Hermosillo se han otorgado el mayor número de estas obras.

Comentó que no era para menos que en este sexenio se echara “toda la carne al asador” para multiplicar las acciones de vivienda, haciendo equipo con los ayuntamientos y la Federación, pues había que recuperar tiempo perdido durante todo el sexenio de Guillermo Padrés, en el que esta dependencia de alto sentido social, pasó con más pena que gloria y sólo sirvió para hacer fantásticamente rico a su entonces titular, Julio Alfonso López López (a) “El Chicote”, a quien sus propios compañeros de gabinete llegaron a bromearlo con motivo de la fortuna que de en un solo año amasó y por la que tiene expedientes abiertos en la Fiscalía Anticorrupción, la Fiscalía General de Justicia del Estado y la Procuraduría General de la República.

Para darnos una idea del absurdo que fue la política de vivienda durante el padrecismo, en todo ese sexenio se realizaron 5 mil acciones, mientras que ya en los primeros seis meses del gobierno de Claudia Pavlovich la cuenta iba en 8,600.

Muy puntual estuvo la explicación de Elly Sallard para demostrar que se ha retomado el rumbo y en el futuro inmediato se vislumbran buenos proyectos con nuevos programas de vivienda para abarcar desde el sector de la población que se encuentra en pobreza extrema; pero también dar oportunidad a familias de clase media y trabajadores no afiliados, a tener acceso a una vivienda digna.

Tal vez por eso fue muy enfática Elly Sallard al señalar que su trabajo en la COVES es de por lo menos seis años para alcanzar a resolver tantas carencias que el PAN Gobierno les heredó, con familias viviendo en casas de cartón, hacinados en pequeña viviendas y casas deterioradas por falta de apoyos para mantenimiento y mejoramientos.

La exposición de Elly con los “cancunes” dejó ver que es una apasionada del tema de la Vivienda y que su compromiso es total con la Gobernadora a Pavlovich a la hora de trabajarle duro para alivianar a las familias que necesitan de una vivienda digna.

Y mire Usted que esta profesional de las Ciencias de la Comunicación egresada de la Universidad de Sonora no es una improvisada en asuntos de vivienda, pues aparte de haber arrancado este sexenio como la Oficial Mayor del Gobierno del Estado, y ahora ser la titular de la COVES; ella es un cuadro con una muy amplia trayectoria en el campo del desarrollo de la vivienda, pues ha sido Gerente de la Delegación Sonora de la CANADEVI y Vicepresidente de la Mesa Directiva de esa cámara ( 2003 a 2009 ).

De igual forma, ha pertenecido a la Comisión Consultiva Regional de INFONAVIT y ha sido integrante de la Comisión de Verificadores de Obra INFONAVIT; formado parte de la Comisión CANADEVI-INFONAVIT y es Asesor Certificado de Vivienda del INFONAVIT.

Así que, Ely Sallard está al frente de la COVES por llenar con suficiencia el perfil para ello.

Lo mejor de su visita a la Mesa Cancún fue que prometió volver pronto a exponer a detalle otros esquemas de vivienda que se promueven en la COVES. Veremos y le contaremos.

SSSSSSSS… Todo indica que este viernes en sesión de Cabildo se puede dar un paso por demás importante para solucionar el tema del Hermosillo Flash, la primera pantalla electrónica que existió en esta ciudad y que fue derribada por la dupla Javier Gándara en su calidad de Alcalde y José Inés Palafox, como titular de Sidur, en uno de tantos abusos que cometieron los panistas.

Se dice que entre los puntos a tratar por parte de Sindicatura y que aparecen en el orden del día, será someter a votación la posibilidad de pagar con un terreno valuado en alrededor de 20 millones de pesos, a familiares del desaparecido periodista Eduardo Gómez Torres y evitar así el daño patrimonial mayúsculo que representaría cumplir con la resolución que un juez de distrito determinara hace año y medio y que no se ha concretado, porque el Ayuntamiento está agotando los recursos de defensa a que está obligado.

Haciendo historia, una más de las herencias malditas del “respetable” ex alcalde Javier Gándara, el tema del Hermosillo Flash revivió el 29 de enero del año pasado, cuando un juez condenó al Ayuntamiento a pagar a los Gómez Limón la cantidad de 77.2 millones de pesos de indemnización.

El juez determinó que se debía pagar por el valor futuro de la concesión, ya que a la fecha en que fue derribado ilegalmente por los panistas, el 27 de mayo de 2010, aún le restaban más de 60 años de vigencia.

Y el Ayuntamiento, por supuesto, no está en posibilidades de pagar esos 77.2 millones de pesos sin que se afecten obras de recarpeteo, pavimentación o compra de camiones recolectores, introducción de servicios en colonias periféricas o del área rural, drenaje, entre otros. Así de sencillo.

Poniendo las cosas en claro, de aprobarse la decisión del Ayuntamiento por parte del Cabildo, se privilegiaría en todo momento cumplir con un sentido de justicia, tanto con la familia como con los hermosillenses.

Porque además, no ha sido falta de voluntad ni sensibilidad que la administración municipal actual no haya cumplido con pagar los 77.2 millones de pesos a los ahora dueños de Hermosillo Flash, sino que se ha defendido hasta el último momento el patrimonio de los hermosillenses, afectado de esa manera tan brutal con esta ilegalidad.

No haberlo hecho así habría sido incurrir en una omisión grave, al no agotar los recursos que prevé la ley, para hacer una efectiva defensa del erario de Hermosillo y en un futuro le podrían fincar responsabilidades al “Maloro” por daño patrimonial, al no haber defendido la causa

Mire usted: La sentencia de pagar 77.2 millones de pesos es totalmente desproporcionada, pues hasta la misma familia estiman que sus ganancias por año eran de 600 mil pesos y a la concesión le faltaban 61 años. Entonces la condena tendría que haber sido cuando mucho por poco más de 36 millones de pesos y NUNCA los 77.2 millones de pesos.

Por ello, si en Cabildo se logra aprobar que se les pague a los Gómez Limón con este terreno y darles una cantidad adicional, habrán salido de gane los descendientes de Don Lalo Gómez Torres y los capitalinos.

Pero, claro, nomás falta que el PAN, Morena y Movimiento Ciudadano se opongan a esto y prefieran que el Ayuntamiento pague los 77 millones de pesos. Porque con esta gente TODO puede suceder.

O la otra cara de la moneda: Que NO se les pagara un cinco de indemnización, lo cual no nunca sería aceptado por el “Maloro” por ser injusta una decisión así, después del ultraje y la violación a sus derechos y el aniquilamiento de su patrimonio que sufrió esa familia a manos de los terribles panistas.

SSSSSSSS… La lista de los 48 aspirantes a integrar la Comité de Participación Ciudadana del Sistema Estatal Anticorrupción está para llorar. Y no porque sus currículas no llenen los requisitos, no; al contrario, lo que les sobra a algunos de ellos son precisamente méritos, sólo que en ámbitos muy distintos a la lucha anticorrupción, tal y como se ha planteado en estos tiempos.

Mire Usted, entre esos 48 aspirantes se encuentran varios perfiles relacionados abiertamente con partidos políticos; otros han sido francamente burócratas toda su vida y hoy por hoy le tiran a todas, con tal de “no vivir en el error”. Se la pasan buscando desde rectorías de universidades; otros, según las malas lenguas, hasta han sido abogados de narcos y otros hasta se la pasan en las grillas de medios de comunicación.

Lo mejor que se debiera suceder es que esa famosa comisión de nueve “notables”, que por cierto NO TODOS lo son, es que volvieran a lanzar la convocatoria, pues no se trata sólo de cumplir por cumplir con los términos legales para que ya en la primera decena de agosto quede definido ese comité.

Total, sería mejor que esa comisión analizara nombres de verdaderos personajes de peso específico en nuestra comunidad sin tanta carga negativa como algunos de los 48 y acudieran a ellos a plantearles que participen, en vez de irse con esa relación de las mismas caritas que por años los hemos visto jugársela “por lo que sea”, para ver a qué le pegan.

Porque se trata de nombrar a quienes representarán a la sociedad sonorense en la estructura del Sistema Estatal Anticorrupción, no de darle chamba a ilustres “utilities” solo porque andan desempleados.

Ojalá que recapaciten los nueve personajes que integran la comisión encargada de nombrar a ese famoso Comité de Participación Ciudadana del Sistema Estatal Anticorrupción.

SSSSSSSS… Bastantes desafortunadas las pretenciosas declaraciones del empresario Gerardo González Guerra y según esto, un grupo de empresarios, aparecidas en un diario local, en el que afirma de que por los excesos de líderes sindicales conocidos en varios países, en Sonora peligran las inversiones.

Y sin ambages, culpa de esta “triste” situación al Secretario General de la CTM Sonora, Javier Villarreal, a quien pareciera “nadie lo puede parar”, y cuyos abusos desde hace varios años causan molestia entre los empresarios, principalmente entre los de la industria de exportación.

Pero por ningún lado aparece información que avale esas temerarias aseveraciones del representante de Secomex, una de tantas firmas proveedoras de la Planta Ford Hermosillo.

Al contrario, en Sonora, gracias al diálogo y construcción de acuerdos que promueve el Gobierno de Claudia Pavlovich Arellano entre los trabajadores organizados y la clase patronal, es que existe un clima de estabilidad laboral que forma parte de la plataforma que ofrece la entidad a inversionistas nacionales y extranjeros.

No hace mucho el Secretario del Trabajo, Horacio Valenzuela Ibarra afirmaba con marcado optimismo que gracias a ese acercamiento entre las partes involucradas en el proceso de producción, Sonora es visto en el exterior como un destino favorable para las inversiones, al que la Mandataria no sólo está promoviendo también como parte integrante de la Megarregión que conforma la entidad con Arizona, sino que ya hay frutos muy concretos de ello.

Sin duda que el líder cetemista y diputado local le responderá en los justos términos a este empresario hermosillense y le hará saber que la central obrera mejor organizada del país, algo ha tenido que ver para que en Sonora NO se tenga registro de una sola huelga en muchísimo tiempo y que lejos de correr riesgos, las inversiones en suelo sonorenses se encuentran en los primeros lugares del país, creciendo a una tasa mayor al 6 por ciento anual; y que ello no es por obra u gracia de una voluntad divina, sino que es producto del diálogo y acuerdos entre trabajadores y empresarios y del clima de respeto que garantiza a estas relaciones el Gobierno del Estado.

Nos enteramos que la verdadera causa del enojo de este señor González Guerra es que los trabajadores de la empresa Secomex buscaron el apoyo de CTM, porque pisoteando su dignidad les impuso un “sindicato blanco” y de protección (Fenaso), quejándose además de su mal trato y prepotencia. Un clásico de clásicos.

El caso es que el Gobierno en su papel de mediador, recomendó la formación de un sindicato exclusivo para los trabajadores de Secomex, el cual presentó una demanda de Titularidad de Contrato Colectivo contra el llamado Fenaso.

Y este señor González Guerra, en represalia, violando el Derecho Constitucional de Libre Asociación, despidió a 14 trabajadores, incluida la Directiva del nuevo Sindicato.

La próxima audiencia será el 8 de agosto, en la cual se llevará a cabo una votación secreta entre los trabajadores en la que se decidirá si permanece como titular del contrato colectivo el actual sindicato Fenaso, o si la representación queda en manos de los demandantes.

Ese es el meollo del escándalo por el que a este empresario no le interesa emitir declaraciones al aire con las que podría afectar –él sí- la relación entre la promoción de nuevas inversiones, es decir, el esfuerzo que realiza de manera permanente el Gobierno del Estado y el clima de tranquilidad laboral que existe en Sonora.

Veremos qué le contesta el líder de los trabajadores cetemistas Javier Villarreal a González Guerra, porque sí es una acusación seria la que le hacen. Pero el diputado no es de los que quedan callados.