Más allá de una posible huelga

2021-10-22 | Armando Vásquez A. | Columna Archivo Confidencial
6336435970_e82257563d_b

NO SE TRATA nada más de un procedimiento administrativo el emplazamiento a huelga del transporte urbano para este lunes por parte de la CTM, sino que se podrá observar la operatividad implementada por los nuevos funcionarios, tanto de la Secretaría de Gobierno como de la del Trabajo.

Lo que piden los sindicalistas del transporte es que les paguen sus horas extras, el séptimo día y que no los obliguen a trabajar dobles jornadas. Todo conforme a la ley.

Más que tronar al concesionario mayor, Jesús Padilla, lo que buscan es que se cumpla con la ley laboral. Este movimiento no es nuevo, lo patearon desde el sexenio pasado porque políticamente estaba debilitado y le dieron largas debido a que las pláticas sindical-gobierno eran limitadas en materia del diálogo.

Lo interesante es que Javier Villarreal tomó decisiones cuyos efectos serán visibles en estos días y quienes conocen de este tipo de movimientos sindicales están a la espera para conocer el trabajo del académico Álvaro Bracamontes y que definirá en gran medida de qué está hecho y sobre todo sus procesos de toma de decisiones y su carácter personal que es lo que definirá la próxima política de trabajo, aparentemente.

Olga Armida Grijalva Otero, la secretaria del Trabajo, conociéndola, enviará como operador político al subsecretario Antonio Ruiz García, amigo personal de Javier Villarreal quien, de seguro, en el aspecto político será el granador toda vez que no creo que vaya estallar la huelga.

Posiblemente sea el salvador de esta situación pues hay que recordar que un secretario de gobierno debe contar con dos virtudes esenciales: ser vago y conocido por las fuerzas del poder. Ni una ni otra tiene Álvaro. Si alguno de los que se contrató de sub y directores cuentan con estas características, júrelo usted que contarán con amplias posibilidades de crecimiento.

A su vez, la vagancia a la que nos referimos tiene dos vertientes: por un lado, debe contar con la capacidad de soportar amplías horas nalga y horas oído. Soportar escuchar el discurso de los sindicalistas, no es fácil. Y sobre todo, no caer en la tentación de hacer promesas difíciles de cumplir pues en cuanto lo hagan deberán de buscar su cumplimiento pues de no hacerlo van a quedar como falsos y las consecuencias se podrán observar en el corto plazo.

Cuando mencionamos que debe ser un tipo conocido es porque se supone que todas las fuerzas que hacen la vida política y gobernabilidad del Estado, coinciden con la incidencia del secretario de Gobierno sobre el gobernador en turno. Se supone que la cercanía entre Álvaro Bracamonte y el gobernador Alfonso Durazo es íntima y este tipo de movimientos como el de la CTM es lo primero que demostrará.

Ya hemos escrito la correlación entre Villarreal y Durazo https://bit.ly/3jpKey0 en un ámbito a nivel organizacional, de allí que no nos extrañe que la comunicación entre ambos personajes ya se haya establecido y que cuente el gobernador con un documento en el cual se establecen la serie de incongruencias que existen alrededor del dueño de la empresa transportista, es decir, Jesús Padilla quien de entrada recibió de gobierno millonarias cantidades.

De hecho, todo indica que conforme a la información que tiene Alfonso en sus manos el primer caso que investigarán una vez que se conforme la Unidad de Investigación Financiera será precisamente lo relacionado a dicho empresario. Hay millones de pesos que entraron al rubro de la oscuridad y no se sabe dónde quedaron.

Pero mientras son peras o manzanas, el mensaje que se enviará en este aspecto es que la CTM logró dos objetivos esenciales, su fortalecimiento mediante el diálogo y que el secretario de gobierno está en pañales en materia de aprendizaje, lo cual es lógico.

Y es que de alguna manera la organización cetemista pinta raya y establece paradigmas y nuevos esquemas comunicacionales pues no hay que olvidar que esto de la comunicación en la relación gobierno-pueblo es más de simbolismos principalmente.

En este tenor dependerá de la capacidad de quienes manejan este nuevo gobierno, de establecer las nuevas políticas comunicacionales pues sin duda alguna, organizaciones sociales habrá que tomarán decisiones de presión que repercutirán en constantes manifestaciones frente a Palacio estatal.

De tal manera que si no se desarrollan las estrategias adecuadas pudiéramos ver una marabunta de personas en base al hecho de que la CTM, con su presión, logró sus objetivos y hay, por ejemplo, los de Antorcha Campesina –entre otras--, que pudieran colgarse de dichas acciones públicas y manifiestas para lograr sus objetivos sociales. Les agarrarán el modo, pues.

Así pues, hay que estar atentos a este movimiento y sobre todo a las repercusiones que se generarán.

EN FIN, por hoy es todo, el lunes le seguimos si Dios quiere.

Armando Vásquez Alegría es periodista con más de 35 años de experiencia en medios escritos y de internet, cuenta licenciatura en Administración de Empresas, Maestría en Competitividad Organizacional y Doctorado en Administración Pública. Es director de Editorial J. Castillo, S.A. de C.V. y de “CEO”, Consultoría Especializada en Organizaciones…

Correo electrónico: archivoconfidencial@hotmail.com

Twitter: @Archivoconfiden

https://www.facebook.com/armando.vazquez.3304