La futura dinastía López

2021-11-22 | Armando Vásquez A. | Columna Archivo Confidencial
6336435970_e82257563d_b

PARA QUE UN gobernante se considere rey debe primero que nada ser portador de un linaje, si no lo tiene hay que inventarlo o bien, iniciarlo. Asimismo, para parecer rey se requiere de un castillo, su reino, lacayos que lo rodeen y un ejército que lo proteja.

Todo rey quiere siempre perpetuarse en el poder y para ello elige de entre sus hij@s para sucederlo en el trono, no a los hermanos o primos y en caso de faltar descendencia claro está, los hermanos son los primeros en disputarse la sucesión.

Conceptos para entender el tema:

Dinastía: Una dinastía (del griego "dominio") es una secuencia de gobernantes de la misma familia, generalmente refiriéndose a la monarquía.

Pedigrí: Una genealogía o pedigrí es la representación genética de un árbol genealógico. ... El árbol genealógico muestra las relaciones entre miembros de una familia e indica cuales son las personas que expresan un rasgo o lo mantiene en silencio por ser portadores del rasgo en cuestión.

Linaje: Ascendencia ilustre de una persona.

Hasta aquí, guárdese esto.

Veamos los hechos: El segundo hijo de Amlo, Andy, es su preferido, al único que saluda de beso y a quien le permite incidir en su agenda al ser quien define quién, cómo y cuándo verá a su papá. Conformó una “nomenklatura” desde el 2018 a la cual se sometió la misma Claudia Sheinbaum en su pase a la candidatura de la CDMX y su posterior triunfo. https://bit.ly/3nCUMfG

Esa cercanía alimentó el run de que el menor de los hijos de Claudia es de Andy y por más que han querido desmentirlo, no han podido. https://bit.ly/3FvWlSG

Veamos otro escenario:

Cuando Amlo señaló a Claudia Sheinbaum prácticamente como su favorita para sucederlo en el trono, se presentaron dos estrategias: las de reforzamiento por la candidatura por un lado y la de defensa de la futura candidata.

En el primero de los casos Amlo colocó a aquellos hombres y mujeres en posiciones claves del gobierno de la CDMX para operar con mano dura para que el manejo del gobierno de Claudia sea el preciso, fuerte, controlador. Uno que no permita algún tipo de fisura.

Por eso no debe de extrañar aquella demostración de fuerza a finales de agosto en la que salió golpeada la alcaldesa de Álvaro Obregón, la panista Lía Limón, https://bit.ly/3nFKxHG y curiosamente fue la acción de bienvenida para Martí Batres, recién estrenado secretario de Gobierno y responsable de mantener el control interno político dentro de CDMX.

La otra estrategia, encabezada por varios cercanos de Amlo, es la que impulsa a Claudia en el aspecto mediático y político-partidista, cobijándola contra la búsqueda por el poder de parte de Marcelo Ebrard y Ricardo Monreal a quienes golpetean de una u otra manera para bajarles el raiting.

Tanto Ebrard como Monreal saben muy bien que enfrentarse de frente a Sheinbaum es guerra perdida. Marcelo se volvió más salamero con Amlo, Claudia lo imita en todo y alega que se vale pues tienen más de 20 años juntos en el movimiento https://bit.ly/3kZYrTb y Ricardo prácticamente se sesgó, se apartó de la 4T al criticar la orden de Amlo de que la designación del candidato a sucederlo sea vía encuestas.

Ricardo Monreal dejó testimonio escrito de que no validaba las encuestas como la herramienta adecuada. https://bit.ly/3CEjlx7

Otro espectro más:

Recientemente Claudia apareció en la portada de la Revista Semanal del poderoso periódico El País. Va en la portada y según los precios publicitarios el costo rondó los cuatro o cinco millones de pesos. https://bit.ly/3nEiKah

Con anterioridad, Claudia había publicado un artículo en The Economist y una entrevista por la BBC de Londres. Jura y perjura que fueron espacios gratuitos. Son sus incursiones en la prensa internacional.

Por otra parte, desde julio a la fecha Claudia ha visitado algunos estados del país enlistada en las giras de Amlo. Algunos analistas dicen que asiste –se ve su presencia en las mañaneras--, para impulsar su figura mediáticamente, pero quienes le entienden a esto saben que Amlo la lleva de la mano para hacer los amarres necesarios con las fuerzas de poder del estado que visita, sea gobernador, diputados, senadores, poderes fácticos legales o ilegales. Alinea pues, su sucesión.

Ahora sí, sumemos todas las partes.

No se necesita ser muy duchos para comprender que para el 2014 Amlo contará con 71 años de vida. Los placeres intelectuales y mundanos son distintos: la fama, el prestigio, el actuar como macho alfa, ya no tienen la misma validez que si tenían en su juventud.

Buscará sin duda ser la bandera que requiere el mundo para sacar a todos los países de su pobreza. Gandhi le quedará chico.

Las figuras socialistas deslucirán ante su presencia, la historia mundial lo acogerá en sus libros. Su egocentrismo –al estilo Mao, Lenin y otros dictadorzuelos--, le obligarán a exigir que se haga una película sobre su persona que deberá transmitirse en todos los espacios factibles del mundo. Se lo deben pues es quien en la ONU solicitó el bienestar para todos los países jodidos.

Eso le inyectará otro tipo de vigor. Se sentirá iluminado y sus lacayos lo espolvearán con el polvo mágico exclusivo para los estadistas. Claro, falta tiempo para esto, por un lado y por el otro, que Claudia Sheinbaum, la bendecida de su hijo Andy, a quien tanto ha apoyado, gane primero la presidencia de la República y respete en segundo término, los acuerdos ocultos consignados que usted ya sabe cuáles son, estimado lector.

EN FIN, por hoy es todo, mañana le seguimos si Dios quiere.

Armando Vásquez Alegría es periodista con más de 35 años de experiencia en medios escritos y de internet, cuenta licenciatura en Administración de Empresas, Maestría en Competitividad Organizacional y Doctorado en Administración Pública. Es director de Editorial J. Castillo, S.A. de C.V. y de “CEO”, Consultoría Especializada en Organizaciones…

Correo electrónico: archivoconfidencial@hotmail.com

Twitter: @Archivoconfiden

https://www.facebook.com/armando.vazquez.3304